Primero que nada, hay que definir tu nicho de mercado

definir_nicho_mercado

La idea de ayudar al prójimo no es nueva, eso tú lo sabes. Afortunadamente, definir tu nicho de mercado y especializarte en atenderlo, cobra fuerza cada día en una economía digital, contrario a como se venía desarrollando en el mundo tradicional, en el que se anteponían los productos a las personas.

«Es mi negocio!»
Cuando ya has establecido los cimientos de tu negocio y pasas a la acción, piensas unidireccionalmente en todo el éxito que vas a tener, en tu crecimiento y en todas las ventas que vas a generar, verdad?
Eso no está mal, de hecho tienes que pensarlo así.
De lo que muchos emprendedores digitales se olvidan es del hecho de que, primero que nada, hay que pensar en que tus futuros clientes son personas de carne y hueso como tú, que sienten y padecen. Entonces, es cuando hablamos del mercado, de sus necesidades y de cómo ese gran producto que creías iba a reventar Amazon, no tuvo ni una sola venta.
O acaso no te gusta que quien fabrique un producto de tu agrado, tome en consideración tu opinión para con ese mismo producto resolver tu necesidad o problema?
No, tu no eres lo más importante
Antes que vender, primero debemos conectar con los visitantes, quienes a su vez pasarán a ser prospectos y finalmente clientes. Eso está claro, cierto?
También está claro que las ventas no son un evento sino un proceso, pero antes de conectarlos, debemos descubrir sus necesidades, quienes son, debemos entenderlos.
Así que paciencia y enfoque.
Por nada del mundo decidas lanzar tu idea de negocio sin antes definir tu nicho de mercado ni definir a quien(es) te diriges. Es como si un arquero tomara el arco y la flecha y apuntara al aire, a la nada, en vez de apuntar al blanco. Ya me captas?
Eso de que «más adelante lo defino porque mientras más gente vea mi producto, más gente me lo compra» es un error garrafal. Ya muchos pasamos por ahí, sabemos de lo que hablamos.
Y entonces, como haces para vender?
En cambio, si te concentras en atender a un grupo de personas bien definido, cuyos problemas o necesidades entiendas y sepas resolver, con contenido relevante y de alto valor, las ventas van a llegar, te lo puedo asegurar.
Por qué? Porque sonarás convincente, tus palabras llegarán, habrás establecido empatía con ellos, porque notarán que eres destacado en lo que haces y te apasiona ayudarlos. Eso, en pocas palabras, significa que te habrás convertido en un referente en tu nicho, en una autoridad.
Una vez que ya tienes al lector ideal en tu mente, que ya has definido tu nicho de mercado, es ahí cuando vas a pensar en problemas a resolver y productos a crear.