Por qué crear y alojar la web de tu empresa en un Proveedor de Hosting Pago: 5 Razones

Por qué crear y alojar la web de tu empresa en un Proveedor de Hosting Pago: 5 Razones

No quieres dolores de cabeza. Necesitas crear y alojar la web de tu empresa en un proveedor pago. Punto.

Sí, ya sé qué me vas a decir:

 

Es que mi sobrino sabe de computación y ya me hizo la web en un proveedor gratis

 

¡Error!

¡Good Luck! – como le dice uno de los malos a Liam Neeson en Búsqueda Implacable 2.

Si es así, entonces puedes dejar de leer y seguir en lo tuyo.

Si por el contrario, no le hiciste caso a tu sobrino, sigue leyendo que te daré 5 buenas razones por las cuales crear y alojar la web de tu empresa en un proveedor pago.

¡Al lío!

 

 

 

Por qué crear y alojar la web de tu empresa en un Proveedor de Hosting Pago: 5 Razones

 

 

A continuación te dejaré las que para mi son las cinco razones válidas como para no ponerse a jugar a la hora de crear y alojar la web de tu empresa.

Ya lo sabes y no te lo voy a repetir: Elige un hosting pago (Sí, ya sé que repito como loro, pero era para ver si estabas pilas) y te ahorrarás muchos pesares.

Veamos pues, por qué hacerlo de esta manera y no con los piratillas:

 

1. El hosting gratis es una estafa

 

No hay almuerzo gratis en internet. Si alguien te ofrece uno, lo que te ahorras en dinero lo acabarás pagando en términos de [pérdida de] tiempo y dolores de cabeza.

Sólo te daré cuatro buenos motivos para no elegir hosting gratis:

  1. Ofrecen un ancho de banda y espacio de almacenamiento muy pero que muy reducido.
  2. Suelen restringir el acceso cuando se consume el volumen de recursos asignado, causando que no puedas hacer cambios durante cierto tiempo.
  3. Llenan sus servidores hasta el punto en que las máquinas funcionan con lentitud y las webs hospedadas se caen continuamente.
  4. Falta de transparencia, al no ofrecer asistencia técnica en caso de problemas, algo prácticamente vital en e-commerce.

La consecuencia directa es que tu tienda online puede estar perdiendo ventas e incluso posibles clientes nuevos que jamás volverán.

 

2. Necesitas ahorrar tiempo y dinero

 

Por lo general, los proveedores de alojamiento web de pago ofrecen diversos planes pensados para optimizar el uso y el aprovechamiento de los recursos. La idea es que puedas transferir archivos más rápidamente y perder menos tiempo en tareas de mantenimiento.

Por otra parte, dichos planes suelen incluir también un nombre de dominio personalizado con sus respectivas cuentas de correo electrónico, lo que transmite una imagen de empresa consolidada que puede generar confianza en sí misma.

En cualquier caso, contratar un proveedor de este tipo no tiene por qué significar una gran inversión.

Gracias a las mejoras tecnológicas de los últimos años, a la aparición de nuevas empresas y en consecuencia, a la competencia que se genera, es posible encontrar soluciones muy completas por menos de lo que nos gastamos en los cafés al mes.

 

3. Quieres tranquilidad al crear y alojar la web de tu empresa

 

Los proveedores pagos de hosting por lo general garantizan una disponibilidad casi total.

Para el administrador de la web, esto implica que puede olvidarse de ese tema, porque tiene gente profesional detrás que le apoyará en caso de caídas del servidor, cuando las haya y si es que las hay.

Es como delegar el manejo técnico de tu web a ellos.

Por eso, la atención al cliente es uno de los puntos principales al elegir una compañía de hosting. Siempre que puedas, repasa la página de ayuda de cada proveedor para comprobar qué tipo de asistencia técnica ofrece.

Por otra parte, en caso de fallos , consultas o dudas, este tipo de servicios incluyen soporte las 24 horas, sea de forma telefónica, mediante correo electrónico o vía chat.

 

4. Buscas mejor posicionamiento en Google

 

Mientras muchas empresas de alojamiento web gratis aplican prácticas publicitarias poco escrupulosas, amén de muchos spammers que las usan para crear páginas falsas o de dudosa reputación, los proveedores de hosting pagos no presentan estos problemas, ya que buscan dar un servicio profesional que permita aumentar el posicionamiento y la visibilidad de una web de forma ética y digamos, legal, de cara a Google.

Para nadie es un secreto pues, que las primeras se han ganado por ellas mismas el que no tengan la mejor fama.

De hecho, los motores de búsqueda de por sí, desconfían de las páginas alojadas en plataformas gratuitas y de una vez las posicionan en puestos secundarios.

 

5. Un amplio catálogo de productos

 

Cuando se lanza un proyecto web, lo más habitual es empezar con una página sencilla en un plan de hosting con prestaciones medias. Pero, cuando se necesite crecer, buscaremos más flexibilidad para ampliar nuestra presencia online.

Es por ello que lo ideal a largo plazo, es escoger un proveedor con una gama de productos bien estructurada, que ofrezca un servicio integral que se vaya adaptando a nuestras necesidades.

Ejemplo: Comienzas con un servidor compartido, pero con el tiempo pudieras migrar a un servidor VPS o a un servidor dedicado.

 

Conclusión

 

Elegir proveedor de hosting no es un tema que debas tomártelo con soda.

Como todo en tu proyecto web, debes elegir con cuidado y escuchar la opinión de los que saben un poco más que tú.

A veces, el ego simplemente nos juega una mala pasada y pudiéramos estar tomando decisiones erradas.

Así que, elige un proveedor de hosting pago en lo posible. Léete de nuevo estas 5 razones para contratar uno, y olvídate de dolores de cabeza a futuro.

¿Conoces alguna otra razón para crear y alojar la web de tu empresa en un Proveedor de Hosting Pago? Déjamela en los comentarios.

 
 
Copyright © 2016-2017 - ArnaldoOchoa.Com - Todos los Derechos Reservados.