No pueden haber negocios rentables en internet si no planeas

No pueden haber negocios rentables en internet si no planeas

Realizar negocios rentables es el sueño de todo emprendedor e inversionista, bien sea en el mundo físico o en el digital. Obviamente, un blog no escapa a esa realidad.

Hace unas semanas, en medio de una seguidilla de 3 meses malos en cuanto a ingresos, situación bastante común en nosotros los emprendedores, me preguntaba si de verdad mi blog pertenecía a esa categoría de negocios rentables, ya que sentía que no estaba haciendo las cosas como había querido al principio.

Sí, ya tengo 300 suscriptores en mi lista y casi 11.000 seguidores en Twitter…

pero yo sabía que algo no estaba bien.

Así que tenía que echar coco, pensar y arreglar lo que estaba roto. Al fin y al cabo, éste es miproyecto de vida, ¿no?

Poniendo las neuronas a funcionar

Bien, una vez reconocido el problema, me puse a reflexionar al respecto y te cuento la conclusión a la que llegué:

Estaba claro en varias cosas:

  1. Me gusta el mundo del emprendimiento on line. El tema de alejarte del emprendimiento físico y apoyarte en internet me daba nota, como decimos los venezolanos.
  2. Me encanta trabajar desde casa, compartir lo más que pueda con mi hijita de 4 años recién cumplidos y disfrutar de mi paternidad.
  3. Amo aprender cada día más acerca del marketing online y del blogging. Es impresionante lo mucho que me apasiona éste tema.
  4. Estaba completamente decidido a vivir el estilo de vida de la laptop (tal como lo acuñó Yaro Starak, uno de los mejores bloggers anglosajones). Esto es simplemente

    Cool, ¿no?

… pero descubrí que la razón por la cual no avanzaba es que nunca comencé realmente, ya que nunca tuve un plan.

El Desorden

Enviones de motivaciòn iban y venían; hubo semanas en las que posteaba y enviaba newsletters, pero después pasaba meses sin hacerlo.

Y ya sabes que la mejor manera de darte a conocer y que te recuerden en internet, es siempre ofreciendo contenido de valor e interactuando con tu comunidad. Pues nada de eso estaba ocurriendo.

Un cerebro lleno de teoría, pero que en la práctica estaba reprobado.

Y es que iniciar un blog profesional, con metas medibles y alcanzables, con objetivos; es muy diferente a iniciar un blog a secas.

Y si no,

¿Còmo vas a saber si vas bien o mal?

¿Còmo vas a saber què es lo que hay que corregir?

Tenía un blog, pero a la vez no tenía nada.

¿Procrastinación?

¿Indisciplina?

¿Dejadez?

Quizás un poco de todas.

¿Y sabes qué fué lo peor?

Que inconscientemente seguía cometiendo el mismo error, aún cuando ya tenía hosting y dominio propio. Recuerda que antes de usar wordpress, comencé con Blogger.

Ahora, el Renacer

Me agrada este subtitulo. Me genera paz.

El mundo evoluciona, los humanos también.

Fué así como a mitad de éste año observé que la fuente de ingresos en moneda venezolana, que me llenaba la nevera desde 2013, cuando despedí a mis jefes, se detuvo.

Descuida. Lo que viene a continuación no es la historia de lamentos que estás acostumbrado a ver en internet.

Ahora, lejos de lo que puedas pensar, ésta situación ha sido una bendición para mí, porque me permitió voltear y mirar hacia mi blog para decirle: «Perdóname, por haberte abandonado», y retomar con bríos.

Y es así, cuando aparece Andrea Rojas, de AndreaRojas.Net, con su curso «Mi Blog, Mi negocio». Ahí me dije: «Debes hacer este curso», y lo compré.

A enderezar el barco y convertir nuestros blogs en negocios rentables

Andrea, es una chica mexicana de 26 años, cuyo proyecto anterior «Viajero Emprendedor», le permitiò saborear las mieles del emprendimiento digital, así como la libertad de viajar y trabajar en donde sea. Lo único que necesitaba era una laptop e internet. Además, comenzó a lanzar cursos online y ayudar personas.

Ahora, con su proyecto de marca personal, Andrea pretende ayudar a muchas más personas, a que descubran que sí se pueden vivir el estilo de vida que desean.

Listo. Tomé acción y compré el curso. Comenzado el mismo, comienzo a mirar en qué he fallado y qué puedo corregir, a tomar apuntes.

Pues, la respuesta es sencilla: He fallado en casi todo. La buena noticia, es que ahora sé lo que hay que corregir (Gracias Andrea, por el envión).

Bien, en éste momento en que te escribo, estoy planeando la enderezada del barco. En una próxima entrada te compartiré los detalles de mi plan, para que puedas ver las áreas en las que me he dispuesto a mejorar.

Quién quita y te pueda ayudar a tí también.

Mientras, cuéntame en los comentarios:

¿Cuál ha sido tu mayor impedimento para avanzar con tu blog?

Quizás estás en una situación parecida a la mía, no más barcos a la deriva.

Saludos.

 
 
Copyright © 2016-2017 - ArnaldoOchoa.Com - Todos los Derechos Reservados.