No te abandono. Estoy de vuelta…

No te abandono. Estoy de vuelta…

Saludos Estimados…

Como le comenté a mis suscriptores en el newsletter de la semana que finalizó, vuelvo… y con fuerza.

Para ello, quise escribir un post “de regreso”, contando en qué he estado, lo que he aprendido, aciertos y fracasos.

Por qué un post así?

  • Por la ausencia de estos meses, obvio.
  • Porque el mío es un blog personal y creo que viene bien este tipo de posts de vez en cuando.
  • A mi juicio, siento que sería beneficioso para ambas partes re-conectar un poco después de una larga pausa.
  • Antes de lanzarme de una vez con el contenido, aprovecho la oportunidad de humanizar un poco la relación con mis lectores y suscriptores.

Ya con los primeros comencé, como ya lo dije, en el newsletter anterior (¿Deseas suscribirte? Clic aquí). Ahora voy con los lectores.

Cualquier comentario que quieras hacer, déjalo debajo. Bienvenido será.

Y bueno, aquí vamos:

 

No te abandono. Estoy de vuelta…

 

 

A veces, nos encontramos en situaciones en las que pareciera que unas cosas se detienen, otras avanzan; para luego darnos cuenta de que es al revés.

Lo importante es que sea lo que sea que estemos haciendo, siempre al final del día hayamos logrado algo. Un avance en cualquier área de tu vida.

La imagen del lápiz con la punta recién “sacada”, representa justamente eso, lograr algo al final del día y estar listo para lo que viene.

¿Calza en mi situación? Júzgalo por ti mismo y mira lo que ha venido aconteciendo en mi vida últimamente respecto al blog:

 

1. He estado prestando servicios freelance en el mundo cripto

 

 

A finales del mes de junio, recibí una oferta de trabajo freelance, desde un grupo Telegram de cripto / blockchain para Latinoamérica, el cual consistía en realizar traducciones inglés – español y eventualmente redactar artículos en español, para sitios web y portales de noticias de la industria.

Fueron 3 meses ininterrumpidos de arduo trabajo, bastante satisfactorios en lo económico, y que me permitió capitalizarme un poco, así como también ganar experiencia en este tipo de trabajos.

Por causas inesperadas y aún no explicadas, en septiembre, el equipo de trabajo se vió despedido del proyecto en el que incursionaba y así finalizó mi primera experiencia como redactor / traductor en el mundo cripto / blockchain.

Podríamos decir que quedó un mal sabor por la repentina sacudida, pero al final pienso que no hay mal que por bien no venga.

Pensemos en que quizás esto tenía que pasar para que yo me re-enfocara en mi proyecto personal, el cual nunca debí descuidar.

Pies en la tierra y ya llegarán nuevas propuestas, ya que me he dado a conocer, además de que siento que gané confianza para redactar y traducir desde el idioma inglés, una aptitud fundamental en este mundo online.

Por otra parte, decirte que he estado haciendo buenas amistades en el sector, que pienso que podrán ser beneficiosas para mi carrera como blogger / traductor.

 

2. He estado aprendiendo y practicando trading de criptomonedas.

 

 

A raíz de haberme capitalizado producto del trabajo freelance, fui guardando el 10% de mis ingresos para invertirlo en una actividad que desde hace tiempo me viene picando el ojo, pero a la cual no había podido dedicarle tiempo para realizarla.

Fue así como a partir de septiembre, comencé de forma autodidacta, a estudiar y aplicar algunas lecciones sobre Acción del Precio en el Trading, gracias al entusiasmo y dedicación de un gran amigo venezolano a quien considero mi mentor y por supuesto, todo un Pro en este interesante mundo.

No lo voy a nombrar, porque él prefiere el anonimato, al menos de momento, pero sé que en cualquier momento se lanza su proyecto online, bien sea blog o vlog, para difundir su conocimiento, que bien adquirido lo tiene. Y por supuesto, monetizarlo.

Cabe destacar que esta actividad se me presenta como un reto ahora, ya que implica dedicación. Y ya sabes que dedicación conlleva inversión de tiempo a su vez.

Veamos cómo logro combinarla con mi pasión por el blogging de forma tal que se puedan complementar.

Y antes de que preguntes en qué plataforma tradeo, te la digo de una vez y con enlace de afiliado por si gustas unirte conmigo:

Se llama Binance y considero que es la mejor que haya probado hasta el momento.

Adiós Bittrex y Poloniex.

 

3. He estado desmotivado respecto a los ingresos del blog.

 

Una de las razones que creo no me llevaba a volver al blog con fuerza, ha sido el hecho de que no he podido lograr monetizar el mismo como quiero.

Pero, luego me pongo a reflexionar y llego a la conclusión de que en realidad no he puesto toda la carne en el asador.

Como ya he dicho en anteriores oportunidades, el blogging es una carrera de resistencia, y como tal, hay que asumirla.

Un paso para recomenzar, va a ser éste.

También ha influido el hecho de que, al ser consecuentes los ingresos en la actividad freelance que venía desarrollando, era algo lógico que pusiera todas mis energías allá, en donde si estaba viendo que llegaba el dinero.

Pero, la vida, y el blogging te dan lecciones:

En Noviembre solamente, y gracias a un pequeña actualización que hice en un review sobre Payoneer, el cual no me llevó ni una hora, me han llegado 3 comisiones de afiliado de $25 cada una.

Eso me ha hecho pensar y tener fe; ha hecho que vuelva la esperanza…

Quizás lo que ha faltado es un poco más de confianza en mi proyecto online.

¿Deseas saber cómo comenzar el tuyo propio?

Quizás quieras comenzar por aquí.

 

4. He estado fastidiado de la situación socio-económica de Venezuela.

 

 

Por supuesto, ¿A quién en Venezuela, o que esté afuera pero con familiar aquí, no le fastidia la situación? Una que se ha vuelto insostenible para la gran mayoría de venezolanos, lamentablemente.

Y ese simple, pero a veces demoledor hecho, no te deja a veces siquiera concentrarte, por todos los obstáculos que hay que sortear.

Sin embargo, no es tiempo para quejas ni excusas, sino para accionar.

En pocas palabras, hay que seguir adelante y buscar soluciones que afecten positivamente a tu entorno. Si comienzas a mirar al mundo de forma positiva, estoy seguro de que las encontrarás.

Al fin y al cabo, para eso son los problemas, para solucionarlos.

Y bueno, le doy gracias a Dios, porque me ha permitido crearme una mentalidad de acero, optimista ante todo lo que ocurra a mi alrededor, estando consciente de que somos nosotros los que construimos nuestras propias realidades y forjamos nuestro propio destino.

Quizás esté equivocado, quizás no… pero así lo quiero creer y no estar dependiendo de lo que otros decidan para mi vida.

 

¿Qué viene para el blog?

 

 

Miremos lo que de momento estoy pensando para el blog:

 

1. Contenidos más puntuales sobre las dudas y problemas de los lectores.

 

En este tiempo de pausa en el blog, he estado mirando los comentarios y las preguntas que me hacen vía email, llegando a la conclusión de que podría crear contenido puntual que resuelva un problema, sobre todo en el tema de pagos online (Paypal – Payoneer) cosa que creo ustedes van a agradecer enormemente.

¿Por qué más puntual?

Pues porque escribo mucho, mis posts son por lo general largos. Y pienso que podría entregar versiones más cortas, más enfocadas en una solución.

¿O qué opinas tú, dejo los posts largos sólo para el SEO y escribo más puntual para ustedes?

 

2. Reorganizarme a nivel de monetización del blog.

 

Si, toca hacerlo, sobre todo si quiero volver este blog un verdadero negocio, uno que me permita entregarte contenido sin la preocupación de que venga el dinero cada mes o no.

No es que no sea un negocio, sino que no es consistente y a veces lo descuidamos poniéndonos a mirar para los lados.

Entonces, a partir del punto anterior, pienso crear contenido tanto gratuito como pago.

Ya tengo un par de ideas por ahí que quiero desarrollar y que te iré contando en el camino.

 

Conclusión

 

En este tipo de posts personales, no hay mucho qué concluir.

Pienso que con 1.300 palabras es suficiente para que sepas por qué he estado ausente, lo que me ha ocurrido, lo que he pensado y lo que proyecto para el corto plazo y mediano plazo.

¿Qué te ha parecido?

¿Piensas que podrías aprender algo de mi experiencia? ¿O enseñarme algo?

Cuéntame aquí abajo…

 

 
 
Copyright © 2016-2017 - ArnaldoOchoa.Com - Todos los Derechos Reservados.