8 pasos para retomar o volver a tu blog luego de haberlo abandonado por un tiempo

retomar-tu-blog

En febrero pasado escribí este post en el que relataba un poco qué había sido de mi vida en los últimos meses. También te contaba un poco acerca de cómo quería recuperar la motivación para escribir en mi blog.

Una de las acciones a tomar, y quizás el punto de partida para lo que viene, era el redactar un artículo sobre cómo sería mi vuelta al blog.

Si, tardé tres meses más y no me lo perdono, la verdad me ha costado, te soy sincero. Pero… ya basta, ahora la idea es que, como te mencioné en aquella oportunidad, esta sea una especie de guía, tanto para ti como para mi, por si nos volvemos a perder mucho tiempo de nuestros respectivos proyectos.

Entonces, ya que estamos, te cuento cómo voy a planificar mi vuelta al blog… (Que si, que hay que planificarlo).

Cómo planificar el retomar o volver a tu blog luego de haberlo abandonado por un tiempo en ocho pasos

Si leíste mi último artículo, el que te mencioné al principio, seguro te estarás preguntando el por qué quiero volver a mi blog.

La razón es sencilla: Porque siento que debo volver a mi casa. Es como si hubiese un llamado, como si alguien te aborda y te pide que vuelvas.

retomar-tu-blog

Siendo así, no ha habido un momento más perfecto para retomar mi blog que en esta cuarentena por el coronavirus, o sesentena, como le llama Gastre, pero en especial, en este inicio de mes, en el que los servicios de electricidad e internet han estado fatales en Caracas. Obviamente, esta situación me ha permitido meditar mucho sobre mi futuro como blogger y creador de contenidos.

¿Qué hubiese pasado si hubiese tenido internet estable comenzando mayo? ¿Seguiría igual sin volver a mi blog? No lo sé ni lo quiero averiguar.

Lo que si sé es que estoy aprovechando estas horas para retomar lo que debí hace tiempo, primero en agosto de 2019 y luego en febrero de 2020.

Ahora…

¿Cómo estoy retomando mi blog?

Planificando (pero de verdad) los próximos pasos a seguir. Nada de tener «todo» en la mente. No más.

retomar-tu-blog

Planificar significa fijarte metas y objetivos (acá puedes ver cómo, en su momento, planifiqué (fallidamente) el crecimiento de mi blog), así como también ponerles fecha y hacerles seguimiento conforme vas avanzando en la ejecución. De otra forma no funcionaría.

Asimismo, planificar implica tomar acciones concretas relacionadas con esas metas y objetivos. Entonces, desde ya mismo estoy diseñando un plan de trabajo de ocho pasos, con una duración de máximo una semana, cuyo foco estará principalmente en retomar el entusiasmo y la actividad sostenida en mi blog.

Aprovecharé para redefinir (si es que alguna vez estuvo bien definido) mi norte, el público al cual quiero servir, en qué área le quiero servir y qué le voy a ofrecer (si es que se le puede ofrecer algo en este momento). Todo esto debe ir de acuerdo a un propósito por mi parte, y a tus necesidades como lector/suscriptor.

Entonces, manos a la obra y a tomar acción imperfecta, cosa que te explicaré en otro post. Estaré dando un paso a la vez esperando que los siguientes me sean revelados conforme avanzo (Se nota que leí «Piense y Hágase Rico«, verdad?).

Y bueno, para antes del 22 de mayo debe estar listo.

Plan de ocho pasos para recuperar el entusiasmo y las ganas por volver a escribir en tu blog

El siguiente es el plan. Partí de este este post de Darren Rowse en Problogger y le agregué algunas cosas… Te lo voy a ir contando mientras lo diseño y ejecuto. Mentalidad Lean.

Si gustas, puedes tomarlo y adaptarlo a tu forma de trabajar. Luego ves qué quitas y qué agregas (Y si agregas algo, coméntamelo más abajo, quiero aprender de ti).

Bueno, aquí vamos…

 

1 – Considera si estás en el nicho correcto

En este punto, es necesario y quizás vital, que reflexiones acerca de tu proyecto, acerca del nicho que elegiste. Si sientes que no es el nicho adecuado o no te sientes bien con la elección que hiciste, probablemente es hora de pivotear ese nicho.

¿En qué consiste pivotear y cómo hacerlo? Esto es algo que debería desarrollar en un post aparte. Si te gusta la idea, menciónamelo en los comentarios junto con lo que piensas al respecto y prometo redactarlo.

No obstante, te dejo un adelanto:

Pivotear un nicho significa cambiarte de audiencia, es decir, hacer ajustes sobre el tipo de lectores o clientes al que te estás dirigiendo.

Ejemplo: Quizás comenzaste en el nicho de repostería para niños, pero te diste cuenta que no es lo tuyo y ahora quieres probar en repostería para mujeres.

En mi caso, y luego de mucho reflexionar, no siento esa necesidad de pivotear el nicho. Me siento cómodo bloggeando como marca personal y seguiría de esa forma, aunque más adelante cree proyectos adicionales, apuntalados por ella.

2 – Reconecta con tu por qué

En este paso, hazte las siguientes preguntas:

¿Por qué comenzaste a bloggear?

No sé por qué razón lo habrás hecho tú. Yo comencé a bloggear porque me inspiré, como te he dicho anteriormente, en el blog de Pat Flynn, Smart Passive Income.

Lo tenía bastante claro. Para mí, era una actividad que, sabiéndola hacer, me permitiría generar ingresos pasivos con un blog. Esto era, conseguir el tipo de ingresos que siempre he soñado desde que hice un cambio de mentalidad:

  • Un ingreso que no dependa de mi tiempo, es decir, que me brinde libertad financiera.
  • Una rentabilidad que crezca constantemente (Mayores ingresos y optimización de costos y gastos).
  • Siempre realizando una actividad que me gusta, relacionada con el emprendimiento digital.

¿Has perdido tu “por qué?” en medio del día a día?

En mi caso, incluso antes de tener una ocupación principal en enero de 2019, yo sentía que ya había perdido la motivación o quizás el enfoque en mi proyecto. La razón era el no tener un ingreso estable de cierta forma, que me permitiera bloggear sin preocupaciones.

Llegada esa ocupación principal y estabilizándose un poco mis finanzas, ahora el reto era conseguir el moméntum de nuevo, ya que mis horas estaban ocupadas mayormente por este nuevo empleo, trabajo o como lo quieras llamar.

Y es justamente lo que ando buscando en este momento, ese «momentum«.

Enumera tus logros. Eso te dará motivación.

En este punto del post, toca hacer un inventario de mis logros gracias a tener un blog. Y te recomiendo hagas lo mismo.

Entre los míos, y en medio de una dinámica que frecuentemente he llamado #LaGranVictoriaDelDia (y que le gusta mucho a Sofía Calle de Quyca Regalos) en mi grupo de Telegram, puedo contar:

  1. 4.700 suscriptores en mi lista de correos. Listbuilding al máximo y una de mis pasiones.
  2. Un año y medio colaborando a nivel de contenido para un medio de noticias cripto: DiarioBitcoin.Com. Nunca me canso de agradecer a Shadowargel por recomendarme.
  3. Un grupo de blogging y emprendimiento online en Telegram, de más de 200 miembros hasta la fecha. No es numeroso todavía ya que busco un crecimiento orgánico. En realidad, me importa más la calidad que la cantidad de quienes lo integran. En este punto, Blogfesional es como mi sala de recepción en esa red de mensajería instantánea. Únete aquí si estás en Telegram y conversemos.
  4. Ingresos pasivos en base al marketing de afiliados y alianzas estratégicas que me permiten complementar lo que gano con la opción 1.
  5. 12.700 seguidores en Twitter y agregado a 190 listas allì.
  6. Algunos otros que ahora mismo no recuerdo.

No te cuento esto por vanagloriarme, sino para recordarme a mi mismo que si se pueden lograr hitos con un blog. También, para motivarte a ti.

3 – Muestra lo mejor de ti

Ya sabiendo que sigues en tu nicho y habiendo reconectado con tu por qué, vas sobre ruedas.

Habla sobre tus mejores posts para que tus lectores puedan mirar algo mientras vuelves con fuerza (por lo general los más leídos o comentados). También pudieras crear un post recopilatorio de ellos e incluirlo en tu calendario editorial (de esto hablaremos más abajo).

En mi caso, siento que es necesario mostrarte dos tipos de contenido:

Primero, y más importante, una serie de artículos que he denominado «Comienza Por aquí«, y que considero la puerta de entrada a mi blog. Es decir, es el tipo de contenido más apropiado para ti si estás llegando a mi sitio web. Es lo que debes mirar antes que nada.

Segundo, los artículos màs visitados del blog en el tiempo:

  1. Asociar cuenta bancaria a Paypal.
  2. Lo que debes saber sobre la Tarjeta Payoneer.
  3. Cómo cambiar Dólares a Bolívares: 9 Formas de Hacerlo más 3 Bonus.

4 – Invítalos a tu casa

Quizás algunas personas ya han visto tus artículos, pero otros apenas están llegando a tu blog. A estos, anímalos a suscribirse a tu newsletter para que sepan cuando vuelves a publicar algo.

¿Gustas suscribirte al mío, por cierto? Házlo dejando tu email aquí y disfruta de dos obsequios que te hago allí.

5 – Avisa que estás de vuelta

En este punto, quizás quieras también enviarles un boletìn corto, diciéndoles que estàs trazando este plan y qué viene a continuación.

De esta forma, tus lectores sentirán que de alguna forma estás ahí de nuevo para ellos y que pronto vuelves para no irte jamás. Así, comienzas a «calentarles la oreja» de nuevo.

6 – Trabaja con un calendario editorial

Antes de comenzar a postear otra vez de forma fluída, asegúrate de tener un calendario editorial y algunos artículos en borrador. Esto hará mucho más fácil comenzar a bloggear como quieres. Obviamente, este paso me lo he saltado al crear este artìculo, pero para allá vamos.

En tal sentido, voy a probar esta plantilla de calendario editorial recomendada por mi gran amigo Rubén Alonso, de Mi Posicionamiento Web, y te cuento.

7 – Asegúrate que tu contenido se alinea con tus objetivos

Tus posts necesitan ayudarte a conseguir tus objetivos.

Bajo esa premisa, confieso que tengo que reformular mis objetivos luego de meses sin estar acá. No obstante, creo que con visualizar de nuevo The Big Picture (el panorama amplio), más el calendario editorial, tendré una mejor visión al respecto. En eso ando y ya te contaré.

8 – Busca ayuda

Bloggear solo no funciona, es fake. Ya lo vengo diciendo en el grupo en Telegram desde hace tiempo.

Necesitamos crear un equipo que nos ayude en las tareas en las que no somos buenos. ¿Para qué? Para que te centres en lo medular, en lo que te apasiona y en lo que realmente te mueve, la creación de contenido.

Hay un tip de Chris Ducker al respecto que consiste en hacer una lista dividida. En ella recomienda plasmar, a mano izquierda las cosas en las que eres bueno y que puedes hacer por tu proyecto; en la derecha, las que consideras que pueden hacer otras personas por tí, màs expertas o preparadas, y que beneficien directamente a tu proyecto.

En las actividades de la lista de la izquierda, invertirás tiempo en la actividad esencial de tu negocio, cosa que no te molesta porque es lo que te gusta hacer. En las de la segunda lista, necesitarás invertir dinero, pero la buena noticia es que ganarás tiempo para dedicarte a la actividad medular de tu negocio.

Haré esta actividad y te comento luego qué tal… Y si quieres mi ayuda, te espero en los comentarios o en Blogfesional.

Conclusión

Si estás en la misma situación que yo, prométetelo a ti mismo, aunque te de miedo y te cueste. A mi me ha costado volver con firmeza y no he conseguido la tan deseada disciplina.

En todo caso, al final, somos humanos, tenemos miedos y cometemos errores, es lo más natural del mundo. Lo importante es estar consciente de ello y tomarlo a nuestro favor para conseguir lo que queremos en la vida.

¿Podrías dar el próximo paso hacia tus objetivos hoy? ¿Podrías mirar hacia adelante en tu calendario y bloquear una semana para realmente concentrarte en avanzar y desarrollar este nuevo impulso? Yo estoy en eso desde ya y quisiera saber si te pasa lo mismo. Te espero en los comentarios.