Cómo disfrutar el dinero que te ganas: 11 Reglas a Seguir

Cómo disfrutar el dinero que te ganas: 11 Reglas a Seguir

Bien, acá estamos de nuevo, en el último artículo de la serie Cómo Construir una Plataforma Digital que te genere Ingresos Pasivos para obtener libertad de tiempo y de dinero.

Como en todos los posts anteriores, al final te dejo los enlaces a cada uno de los artículos de la serie.

En el artículo anterior, estuvimos conversando acerca de cómo monetizar un blog, cómo lo intento hacer yo y los errores que he cometido en el proceso. Quizás quieras tomar algunas ideas.

Ahora, intentemos dar luces sobre un tema que me venía intrigando desde que comencé la serie y es el que pone punto final a la misma: Cómo disfrutar el dinero que te ganas producto de tu negocio online.

¿Acaso no es eso lo que queremos?

Así que vamos de una vez a lo que toca…

 

 

Cómo disfrutar el dinero que te ganas

 

 

De todos es sabido que hemos sido entrenados para gastar el dinero sin más, en un mundo en el que el consumo es el rey.

Compramos lo que creemos necesitar, o simplemente lo que queremos, para al final darnos cuenta de que no lo necesitábamos.

¿Y qué es lo que realmente necesitamos?

Simple: Ser más inteligentes en el uso de nuestro dinero.

Ampliemos un poco el tema: Para ello, hablaremos un poco de la frugalidad y del enfoque, para luego compartirte las 11 formas en que creo que podemos usar nuestro dinero inteligentemente y ser feliz gracias a ello.

 

1. La falacia de la frugalidad

 

 

Si, ya sé que quieres más de la vida – más libertad, más dinero, más seguridad y más tiempo para hacer las cosas que verdaderamente amas.

También sé que has escuchado a esos gurús de la frugalidad decirte que dejando de tomar café por las tardes te hará ahorrar un X % en tus gastos.

¿De verdad crees que ahorrar esa cantidad de dinero hará un verdadero cambio en tu vida? Yo no lo creo.

 

Elegir ambas opciones

 

Mientras tú te debates entre cortar gastos en una categoría de tu presupuesto u otra, ves a otras personas elegir ambas opciones y disfrutar realmente de la libertad de hacer lo que quieren.

¿Qué es lo que hacen ellos que tú no?

¿Será que T. Harv Eker está loco cuando recomienda en su obra magistral Los Secretos de La Mente Millonaria, que en vez de siempre elegir una opción u otra (porque no te las puedes permitir ambas), hagas todo lo posible por justamente PODER elegir las 2 opciones?

Es probable entonces que en este momento estés como yo, asintiendo con la cabeza queriendo elegir ambas opciones y decirle no a los recortes en tus gastos.

Por cierto, te voy a recomendar lo escuches completo. Lo busqué una vez que me lo recomendó Jurgen Klaric y desde ese día forma parte de mi biblioteca de Educación Financiera.

Acá el video:

 

 

Volviendo al tema, veamos qué tiene que decir el experto en Finanzas Personales, Ramith Sethi, al respecto:

 

Hay un límite en cuánto puedes ahorrar, pero no en cuánto puedes ganar

 

Y yo creo que Ramith tiene razón.

Tú puedes pasar horas recortando cupones buscando ahorrarte unos pocos dólares o euros, o bien puedes almorzar en la calle 2 veces a la semana en vez de los 5 días laborales.

Pero…

 

Estemos de acuerdo en algo

 

También puedes aprovechar el poder de la negociación para:

  1. Hacer que tus clientes te paguen más, o bien
  2. Usar / refinar las habilidades que ya posees para comenzar a ganar mucho más dinero del que ganas.

¿En qué prefieres invertir tu tiempo?

Definitivamente, yo prefiero invertir el mío en el segundo grupo de opciones.

Sí, el dinero de por si, es apenas una parte de la ecuación, pero no es menos cierto que es la herramienta que nos ayuda a hacer las cosas que amamos, vivir experiencias e ir tras nuestros sueños. ¿O no?

Entonces, dejemos de perder tiempo en frugalidad y pongamos nuestro enfoque en darle valor a lo que hacemos. Ya habrá alguien dispuesto a pagar por ello.

Por cierto, hablando de enfoque…

 

2. “Decidir más” no Funciona – Enfocarse más, si.

 

 

Hablábamos de la frugalidad. Y ésto implica tomar decisiones.

Tomar decisiones es algo normal. Ya sé que no te digo nada nuevo, pero ¿Qué pasa cuando de pronto comienzas a tomar decisiones casi sobre cualquier cosa?

Quizás no lo sabías, pero tu fuerza de voluntad comienza a mermar.

Te preguntarás qué tiene que ver ésto con disfrutar el dinero que te ganas.

La respuesta es: mucho.

 

Un Arma de Doble Filo

 

La fuerza de voluntad es como un músculo, y cada vez que tienes que tomar una decisión, haces trabajar a tu fuerza de voluntad. Cuantas más decisiones tomes sobre cosas como qué comestibles comprar, o si tomar un taxi o ahorrar dinero por caminar, menor fuerza de voluntad tendrás para enfocarte en lo que realmente es importante.

Esto es crucial porque investigaciones muestran que tomar más decisiones limita tu capacidad de lograr grandes victorias que puedan cambiar dramáticamente tu vida.

Entonces, necesitamos “engañar” a nuestra fuerza de voluntad para que podamos concentrarnos en ganar más dinero y nunca tener que presupuestar, renunciar a cosas que amamos, o gastar nuestra energía en ahorrar unos pocos dólares.

No se trata de seguir a rajatabla cualquier guía “Top 10” de cualquier gurú por ahí, para hacer dinero o inflarte de una buena dosis de motivación, porque si alguna vez has estado en un seminario motivacional del que sales “listo” para devorar el mundo – para luego caer de nuevo en la rutina una semana más tarde – sabrás que esa motivación, por sí sola, tampoco nos ayuda a tener éxito.

En lugar de ello, necesitas:

  • Aprender un sistema – los pasos de acción exactos y automatizar el éxito.
  • Descubrir cómo hacer más dinero, para que puedas vivir una vida de rico. Ya sé que quizás la palabra “rico” te haga ruido, pero es normal que sea así. En la mayoría de los países de Latam nos han enseñado que ser rico es algo no muy bueno. Cuánto daño nos han hecho.
  • Parar de preocuparte por las deudas y tener que elegir entre las cosas que amas.
  • Empezar a hacer más dinero y ser libre para disfrutar más de tu tiempo con tu familia y amigos.
  • Conseguir grandes triunfos y empezar a crear una vida que sólo soñabas.
  • Enfocarte, en todos los sentidos.

¿Y sabes qué? Yo quiero ayudarte en ese camino.

 

3. Cómo usar correctamente tu dinero: 11 Reglas a Seguir

 

 

Y ya que hablamos de ayudarte en el camino, comencemos.

Lo primero que haré, es preguntarte:

¿Puedes gastar tu dinero y aún ser feliz?

Esa es una reflexión que me ha estado dando vueltas en la cabeza desde que decidí hacer este post, porque desde que tengo uso de razón, veo dos fenómenos bien marcados en la gente:

  •  Gente que tiene mucho dinero pero viven amargados, llenos de odio o de rencor.
  • En cambio, otros parecen haber descubierto el santo grial a la hora de sacar el dinero de sus billeteras: conseguir felicidad.

¿Y cómo se consigue esa felicidad? ¿Se puede comprar?

Por si mismo, el dinero no compra felicidad, es decir, tú tienes que saber bien en qué usar ese dinero.

Quizás podemos seguir algunas reglas o principios, pero no las que nos imponga el sistema, las transnacionales, las élites, los gobiernos o nuestros amigos. Dejemos eso en claro de una vez y busquemos las que nos hagan clic, las que se parezcan a nosotros, las que vayan cónsonas con nuestros valores. ¿De acuerdo?

Entonces de una vez te enumero las 11 reglas que intento seguir para mi vida y la de mi entorno.

Algunas ya las puse en práctica. Las otras, las pondré en práctica en el camino:

 

Regla # 1: Pequeños frecuentes placeres

 

Dicen que los mejores perfumes vienen en frascos pequeños. Aquí, aplica en toda la extensión de la palabra, por dos motivos:

  • Nos acostumbramos a todo, y cuando te acostumbras a algo, dejas de darle importancia, así sea el Lamborghini que adquiriste el mes pasado, o la casa de la playa. ¿Lo mejor? Aunque de vez en cuando puedas darte un gran gusto, distribuir el dinero que reservas para tus placeres, en placeres más pequeños, termina resultando más enriquecedor.
  • Los pequeños placeres son menos susceptibles al concepto de utilidad marginal, que dice que valoras menos cada unidad adicional que obtienes de un bien.

 

Regla #2: Más experiencias, menos cosas materiales

 

La vida es un abrir y cerrar de ojos. En ese abrir y cerrar de ojos, hay momentos. Y esos momentos están llenos de experiencias que duran toda la vida en nuestra memoria.

En cambio, cuando compras una caminadora, o un smartphone, te sientes bien, pero la felicidad dura poco, ya que pronto te acostumbras a la nueva adquisición y vas por más.

Es la famosa adaptación hedónica.

Por si quieres ahondar en esta regla, aquí te dejo 6 razones por las cuales elegir experiencias en vez de cosas materiales, según el mencionado Jurgen Klaric.

 

Regla #3: Paz interior a toda costa: Ser precavido

 

Una de las claves para ser feliz es vivir tranquilo, sin estrés ni preocupaciones. De ahí la importancia de contar con un colchón económico que te permita responder ante posibles imprevistos.

Disponer de una pequeña reserva que te permita cubrir varios meses de gastos y esté accesible en todo momento es algo que tiene un gran impacto en tu bienestar.

 

Regla #4: Invierte en los demás

 

Lo que das al Universo, éste te lo va a devolver tarde o temprano. El efecto boomerang.

Somos seres sociales y nos importan las personas de nuestro entorno. Invertir en ellos nos hace felices.

O bien, pudieras usar parte de tu dinero en invertir en personas que no conoces, pero que sabes que puedes impactar en ellos.

¿Qué tal una donación a una institución benéfica?

Nunca lo he querido mencionar, pero tengo cerca de 3 años donando a UNICEF para ayudar a alimentar niños en Venezuela y la verdad, uno se siente bien al saber que está aportando de alguna manera.

 

Regla #5: Relaciones sociales fuertes, sanas y productivas

 

Tener buenas relaciones sociales hace que seamos más felices y estemos más sanos.

Entonces, ¿Por qué no invertir en todo lo que las mejore?

  • Cenas y viajes con los colegas o con tu pareja
  • Visitar a tu familia.
  • Hacer nuevos amigos. Sobre este punto, te invito a mi principal rincón para hacer nuevos amigos en la actualidad: Blogfesional.
  • Cursos para mejorar tus habilidades sociales. Tengo entre ceja y ceja uno de oratoria profesional. Ya te contaré cuando lo esté haciendo.

 

Regla #6: Tus decisiones de compra influyen en tu felicidad

 

Cuantas más horas dediques a actividades que te hacen feliz, más feliz serás.

Entonces, ¿cómo tus compras van a afectar a tu rutina diaria?

Aparte de considerar las características del producto o experiencia que queremos adquirir, es bueno mirar también los pequeños detalles y evaluar los efectos que esa compra va a tener en nuestro día a día, que es lo que realmente determinará qué tan felices somos.

 

Regla #7: Compra tiempo

 

Nos encanta comprar cursos, incluso si podemos encontrar la información gratis

Lo anterior es el quinto consejo que da Franck Scipion en este post. ¿Y qué tiene que ver con nuestro artículo de hoy?

Fíjate:

La información ya está disponible por toda la red: Buscas en Google y te salen miles de recursos gratis sobre cualquier tema. Y todos sabemos que ese buscar, ese armar el rompecabezas, lleva tiempo, filtrado de información, orden y aplicación.

¿Tú tienes esas horas?

El autor no las tiene, ni tú, ni yo.

Así que siempre habrá alguien que venda un curso bien estructurado con todo lo que necesitas a un precio adecuado.

Y de eso se trata, para que puedas ahorrar tiempo, porque el tiempo es incluso más importante que el dinero.

De igual forma, no nos alcanza el día para todas las tareas que queremos hacer, más las que surgen de imprevisto y las emergencias.

¿Qué tal usar el dinero en contratar a otros que puedan ejecutar esas tareas? Así, podremos disfrutar de la familia y ganar tiempo para dedicarlo a los momentos que verdaderamente son importantes.

 

Regla #8: Invertir en salud

 

¿Cómo vas a ser feliz si no te sientes bien? Es algo lógico.

Cuidemos la mente y el cuerpo entonces.

  • Alimentos de primera calidad.
  • Hacer ejercicio (Aún debo retomar este tema luego de 10 años – jajaja, lo confieso).
  • Un buen seguro médico, aunque en Venezuela por la inflación casi no te sirvan.

Todo lo que contribuya a cuidar y mejorar tu salud, aparte de ser previsivo, es dinero bien invertido.

 

Regla #9: ¿Acumular dinero? No, gracias

 

Una buena relación con el dinero implica verlo como un flujo circular que transcurre por nuestras vidas. Gastarlo o invertirlo forma parte de dicho círculo, sobre todo cuando las cosas que pagamos son importantes para nuestras vidas y nuestra propia abundancia.

También, es importante no convertirnos en personas que teman perder su dinero, ya que esta mentalidad trae consigo un negativismo bárbaro.

En cambio, una mentalidad que nos permita saber que por cada dólar que se va, vienen 10 más, nos hará mucho bien.

 

Regla #10: Evita la codicia y la envidia

 

Si los demás han logrado lo que nosotros queremos lograr y son felices y exitosos ¿Qué mejor que apreciarlos y admirarlos?

Creo que es un mejor punto de partida que simplemente envidiarlos, ya que te sintoniza en una frecuencia positiva y de optimismo, lo cual a su vez va programando tu mente subconsciente para ese mismo éxito.

Ésto también lo vas a observar en el video de Harv Eker, Los Secretos de La Mente Millonaria.

 

Regla #11: No vivas para trabajar

 

Separa tiempo para el descanso y la diversión. Nada más equilibrante.

Si te mantienes trabajando todo el tiempo, no tendrás la oportunidad de disfrutar tu dinero.

Quienes lo disfrutan, son verdaderamente ricos, y no sólo ahora que lo tienen, sino desde siempre. Al principio, tuvieron que esforzarse más que ahora, pero de igual forma siguen trabajando por más y tienen tiempo para desconectar.

Y listo, es todo por hoy en cuanto a las 11 reglas.

 

El resto de los artículos de la Serie

 

Aprovecho , como te comenté al principio, para dejarte los enlaces a todos los posts de la serie:

  1. Cómo ganar dinero en casa con tu PC e Internet: 2 Formas de Hacerlo (Intro).
  2. Como empezar un negocio online rentable, sólido y Smart (Parte 1).
  3. Cómo empezar un negocio online rentable, sólido y Smart (Parte 2).
  4. Eligiendo el Mejor Gestor de Contenidos o CMS.
  5. Checklist para elegir un nombre de dominio ganador para tu blog.
  6. El secreto que nadie te cuenta sobre el Hosting Web y por qué necesitas uno para tu blog.
  7. El paso a paso para Instalar, Configurar y Personalizar tu Blog Rápidamente.
  8. Aceitando y echando a andar tu maquinaria: Cómo Crear Contenido de Valor.
  9. Cómo aparecer Primero en Google sin mucho SEO: Efecto Boomerang.
  10. Cómo monetizar un Blog
  11. El que está en play y que le da punto final a la serie.

 

Conclusión

 

No es ciencia ficción, sin embargo, a la hora de usar el dinero, el sentido común parece ser el menos común de los sentidos.

Evitemos el bombardeo de los medios de comunicación, del marketing, etc.

Aprendamos a discernir qué es lo que realmente necesitamos, lo que realmente nos hará feliz al comprarlo o contratarlo.

Pensemos un momento antes de pasar la tarjeta de crédito: ¿Conviene endeudarse por ese artículo que tanto quieres? ¿Qué tanto lo necesitas?

Son preguntas que parecen fáciles pero que no lo son tanto.

Espero que este esclarecedor artículo, con estas 11 reglas que te dejo, más lo de la frugalidad y el enfoque, te haya dado luces acerca de lo que mejor debemos hacer al usar nuestro dinero.

Coméntame abajo pues, ¿Cómo usas tú el dinero?

 

 
 
Copyright © 2016-2017 - ArnaldoOchoa.Com - Todos los Derechos Reservados.